Español Lun - Vier 10:00-18:00 Sistema de Expedientes
Ofrecemos
soluciones
¿Necesitas asesoría?
estamos para servirle
Contáctanos

La negociación Colectiva en tiempos del Covid-19

Se dice que las crisis, las guerras, los desastres y las pandemias han sido aceleradores de modificaciones  en las actividades humanas como el trabajo. El Covid 19 está generando muchos y diferentes retos alrededor del mundo y nuestro país no es la excepción.

Durante estos meses, hemos sido testigos de grandes cambios y necesidad de adaptación, sobre todo porque se ha producido un exponencial incremento de la interacción en entornos virtuales, en aquellas empresas y actividades donde era posible realizar trabajo remoto. En otros casos, ha sido necesaria la reconversión de los trabajadores hacia otros puestos o actividades dentro de la misma empresa a efectos de que mantengan sus puestos de trabajo, además de la alta exigencia en el estricto cumplimiento de protocolos sanitarios que permitan garantizar la salud de los trabajadores que hacen trabajo presencial. Evidentemente, un sector de trabajadores ha perdido su empleo, estimándose que al día de hoy más de dos y medio millones de personas en nuestro país han quedado desempleadas.

Dentro de los derechos reconocidos a los trabajadores, se encuentran los referidos a la libertad sindical, negociación colectiva y huelga, los cuales no han tenido ninguna regulación especial, no obstante las altas probabilidades de mayor conflictividad en tiempos actuales dado que hoy en día las empresas buscan la supervivencia en tanto los trabajadores buscan mantener sus puestos de trabajo.

En este contexto, los convenios colectivos que estén vigentes se mantienen y, por ende, serían exigibles en todo lo contenido en ellos, a pesar de que la empresa pueda estar atravesando una difícil situación económica. En caso de vencimiento de los convenios colectivos las partes tienen capacidad de negociar y, por ende, se mantiene el procedimiento regulado en la Ley de Relaciones Colectivas y sus normas reglamentarias.

Estamos en una situación nunca antes vivida y, por eso mismo, se requiere una regulación especial que haga viable la sostenibilidad y continuidad de los puestos de trabajo.  Por ello tal vez podría evaluarse la posibilidad de suspender los Convenios vigentes, sobretodo en las cláusulas no pertinentes que generan impacto económico en empresas que han tenido una severa disminución de ingresos y que están haciendo grandes esfuerzos por mantener los puestos de trabajo, como puede ser el sector turismo, hospedaje, transporte, entre otros que tendrán una recuperación muy lenta de sus actividad. Podría considerarse que, al menos, temporalmente, las negociaciones colectivas se centren en aspectos relacionados con temas sanitarios así como en mantener determinadas condiciones necesarias para el cuidado de la seguridad y salud de los trabajadores.

Aún no contamos con estadísticas oficiales disponibles de los contenidos de los convenios colectivos pero la experiencia indica que a las organizaciones sindicales aún les es difícil no incluir incrementos de sueldos y beneficios económicos en sus pliegos de reclamos, lo cual genera mayor conflictividad en un contexto de crisis económica. Se requiere creatividad y por ellos los empleadores pueden orientar sus esfuerzos a otorgar beneficios que permitan mitigar a sus trabajadores el impacto de la crisis pero sin generar costos muy altos: mayor participación en vigilancia de la salud de los trabajadores, préstamos, kits sanitarios, transporte para evitar contagios, alimentación reforzada, vales de alimentos, entre otros.

Leave a Reply